Este Blog nació el 13 de junio del 2008, como un intento de compartir, como médico católico, ideas sobre medicina, mis libros favoritos y espiritualidad.

Publicaremos con la periodicidad que nuestro ocupado trabajo nos permita, comentarios, reflexiones e ideas relacionadas a estas áreas.

No pretendemos ser dueños de la verdad, ni tener todas las respuestas, solo compartimos lo que sentimos que es importante. Los frutos (que al final los cosecha el Señor), dependen del uso de la libertad de cada uno.

lunes, 10 de octubre de 2011

Experiencias y Espiritualidad


Homenaje a un Maestro
Comparto con ustedes algo que lei en homenaje a uno de mis grandes maestros de mi vida escolar. Fui invitado al colegio a compartir mi experiencia como su alumno hace más de 33 años.

Durante nuestras vidas conocemos mucha gente. Gente que nos dará alegrías (y pienso en mis padres, mi esposa, mis hijos y mis mejores amigos). Gente que nos dará tristezas o incluso nos podrá hacer daño físicamente, con sus actos de maldad o indiferencia. Gente que nos divertirá, con su humor y sus ocurrencias. Y personas especiales que no solo nos enseñarán muchas cosas en cuanto a conocimiento, sino también en cuanto a sus experiencias, en cuanto a abrir nuestras mentes, a prepararnos para el futuro. A entender la diferencia entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, la mentira y la verdad. Alfredo es una de esas personas, quien no solo para mí, sino para muchísimos ex alumnos y alumnos de nuestro colegio, ha sabido ser un maestro especial, enseñando con humor y alegría, abriéndonos los ojos, animándonos a estudiar y aprender, descubriéndonos que hay cosas en las que debemos mantener un espíritu de niño. Poniendo siempre lo mejor de si mismo.

He escogido 3 breves anécdotas para ilustrar algunas de las cosas que Alfredo me enseñó.

La primera fue que me enseñó a creer en mis sueños. Yo en tercero de media no estaba seguro si estudiar literatura y ser un escritor, o estudiar lo que siempre había soñado desde niño: ser médico. Tuve la suerte de tener a Alfredo como profesor de Literatura desde 1 a 5 de secundaria y en cierto modo gracias a él entendí que podía ser las dos cosas si me lo proponía. En todas mis composiciones literarias Alfredo me hacía notar que si bien podía optar por la medicina (porque mis asignaciones parecían un cuadro de Sarampión por todas las tildes que no ponía y él las encerraba en círculos rojos), tenía también vocación para escritor pues al calificar la parte de creatividad solía ponerme 18 o 20 lo cual al ser promediado con mi 11 en caligrafía daba una buena nota. Es más, en mis tres últimos libros, tuve el honor de que mis obras sean leídas y comentadas por mi maestro y amigo antes de su publicación. En conclusión, si soy médico y escritor de literatura, Alfredo puso su parte en que mis sueños de adolescente se hagan realidad.

La segunda anécdota tiene que ver con el crear hábito de estudio. Lo cual es fundamental para salir adelante en la vida. Si no se acostumbran desde ahora a estudiar, después va a ser mas difícil y en el mundo en el que vivimos todo es tan competitivo que sin una buena formación académica la vida sin duda es más dura. Cuando estaba en 4 de media, además de Literatura, Alfredo nos enseñaba Psicología. Yo era de los estudiosos de la clase (éramos solo hombres en 1979) pero en mi primer examen de Psicología tuve el primer jalado de toda mi vida. No se imaginan como me sentí, pero después de conversar con Alfredo me hizo entender que había estudiado mal y entendí cual había sido mi error. En todos los siguientes exámenes me saqué 20. Alfredo me enseñó a no desanimarme por una experiencia adversa y a intentarlo de nuevo con una mejor táctica y estrategia. Y eso lo he aplicado después a lo largo de mi vida.

La tercera y ultima anécdota la viví el año pasado, cuando organicé con Alfredo nuestra clase del recuerdo por los 30 años de haber salido del colegio. Fuimos 31 ex alumnos que dejamos nuestras obligaciones laborales para reunirnos con nuestro querido maestro. Y esa clase fue extraordinaria, algo que quedará grabado en nuestros corazones para siempre. No solo nos sentimos un poco niños otra vez, con miedo a salir a la pizarra a escribir frases de ortografía difícil, o leyendo en voz alta con los nervios de alguien que recién entra a la adolescencia, sino que nos dio la oportunidad para que abramos nuestro corazón. Eso no se logra así nomás. Y es que la educación no es un fin en si misma, es un medio, para comprendernos mejor, para comprender mejor a los demás, para comprender mejor a la sociedad y el mundo que nos rodea. El fin es la felicidad. El gran problema que se vive en nuestros tiempos es la terrible confusión entre lo que es sentirse feliz y lo que es ser feliz, entre lo que es hacer lo que quiero y hacer lo que debo. Se trata de aprender a querer lo que debemos.

Alfredo nos hizo hablar a cada uno sobre nuestras vidas y cada uno fue compartiendo sus alegrías y algunos también sus penas. Abrimos nuestros corazones para darnos cuenta que nos unía algo especial, el haber compartido en alguna etapa de nuestras vidas, nuestros sueños y lo que era importante para cada uno. Al final descubrí una cosa, que en el fondo seguíamos siendo un poco niños.

Es muy triste como algunos niños al ir creciendo aprenden a mentir, aprenden a hacer daño por diversión, aprenden a olvidarse de las cosas importantes porque lo urgente o el placer es lo que cuenta. Pero en nuestro caso se vivió la sinceridad, la alegría y la ternura de un niño…cosas que nunca debemos perder, pero con la madurez y la experiencia que dan los años y con la sabiduría de aprender de lo que es correcto, respetando a los demás.

Quiero también comentar sobre algo que es muy propio de Alfredo. Su alegría y su sonrisa, su sentido del humor. Algo que he aprendido en la vida es como parte del secreto de la felicidad se esconde en dos cosas que nunca deben faltar en nuestras vidas: El Amor y el humor. Poner amor en las cosas que hacemos y con humor enfrentarnos a las dificultades convirtiéndolas en oportunidades.

Alfredo también es de esas personas que estimuló en sus alumnos el amor a la lectura. Cuantos libros que nos hizo leer para que veamos más allá de la historia y descubrir que en cada novela y cada cuento se refleja un poco de la vida de cada uno de nosotros.

Finalmente quiero acabar diciendo que aparte de médico y escritor, yo también soy profesor e intento siempre ser un buen maestro…y es que sigo los buenos ejemplos. Alfredo, muchas gracias por todo lo que has compartido con los que hemos tenido la suerte de ser tus alumnos. Sin duda supiste marcar la diferencia y sembrar no solo en nuestras mentes, sino también en nuestros corazones. Te estaremos siempre agradecidos. Y ustedes alumnos que me escuchan, sigan los buenos ejemplos, aprendan a contagiar al resto las cosas buenas, las que nacen del Amor. Alfredo siempre ha puesto corazón a lo que hace, lo cual lo endulzaba con su magnífico humor…pero siempre que nos portásemos bien. Porque si algo no deben querer es ver es a Alfredo molesto. Así que nada de malos comportamientos. La verdad al final siempre se sabe.

Tengo la esperanza que ahora que Alfredo decide dejarnos como director, quienes lo sigan continuarán con su espíritu, luchando por hacer de este colegio un gran colegio, donde todos los que estudien acá sean siempre personas buenas en todo el sentido de la palabra, no solo académicamente sino de corazón y acción, donde prime el respeto y tolerancia por todos los que nos rodean. Y de donde salgan los futuros lideres que nuestro país tanto necesita.

Muchas Gracias Alfredo.


No hay comentarios:

Sobre el contenido de las entradas

Este Blog cuenta con 8 areas de contenidos. No pretendo que lo lean todo, pero siendo un regalo, espero que lo compartan con quien lo necesite.
Entradas: Se publicará siempre que sea posible cada dos semanas
Atardeceres: Reflexiones dedicadas a mis pacientes y a toda persona que pasa por momentos difíciles. Basadas en lo que aprendo cada día de trabajo. Los colores del atardecer me recuerdan siempre que tras la noche viene siempre un nuevo día.
Experiencias y Espiritualidad: Reflexiones sobre como en la vida diaria Dios nos habla de mil y un maneras.
Para mis hijos: Breves lineas dirigidas a mis hijos y a todos los que quieren aprender.
Palabras de Vida: Reflexiones breves sobre una cita de la Biblia que me ha tocado de manera especial.
En forma alterna con:
Médico cúrate a ti mismo: Reflexiones y comentarios sobre la medicina y los médicos, tratando de humanizar la relación médico paciente, haciendo énfasis en los aspectos espirituales. Dirigida a estudiantes de medicina, médicos y otros profesionales de la salud, asi como quienes se interesen por los temas relacionados.
Para la Familia: Reflexiones sobre temas y situaciones por las que pasa toda familia.
Hojas Especiales: Comentarios e ideas sobre mis libros favoritos. Actualmente comentando "El Principito".
Meditando con Santa Teresa de Lisieux: La culpable de toda esta locura de compartir lo que uno escribe. Hace 3 años empezamos compartiendo estos mensajes con amigos cercanos y pacientes. Ahora forman parte del Blog. Citas tomadas de "Historia de un alma", la autobiografía de Santa Teresita (versión en ingles que nos regalo una gran amiga).

Un muy fuerte abrazo, con mis oraciones,

Luis Manuel

Canción de mi amigo Lalo Gildemeister: Huellas de un Peregrinar

De Nobis datus: La Santidad Hoy...Solo los Santos cambiaran el mundo

Musica especial. Santa Teresa de Avila: Nada te turbe...Solo Dios Basta

Algunos libros que recomiendo para médicos y estudiantes de Medicina

  • "A Balm for Gilead: Meditations on Spirituality and the Healing Arts " por Daniel Sulmasy
  • "Aequanimitas" por William Osler
  • "Ciudad de la Alegría" por Dominique Lapierre
  • "How Doctors Think" por Jerome Groopman
  • "La Ciudadela" por A.J. Cronin
  • "Medico de Cuerpos y Almas" por Taylor Caldwell
  • "Mountains Beyond Mountains: The Quest of Dr. Paul Farmer, a Man Who Would Cure the World" porTracy Kidder
  • "Más grandes que el Amor" por Dominique Lapierre
  • "Only 10 Seconds to Care: Help and Hope for Busy Clinicians" por Wendy Schlessel Harpham
  • "Osler's Bedside Library: Great Writers Who Inspired a Great Physician" por Audrey Shafer
  • "Osler: Inspirations from a Great Physician" por Charles S. Bryan
  • "The Healer's Calling: A Spirituality for Physicians and Other Health Care Professionals" por Daniel Sulmasy
  • "The Last Half Hour of the Day: An Anthology of Stories and Essays That Have Inspired Physicians " por Christine Laine
  • "The Nature of Suffering and the Goals of Medicine" por Eric Cassell
  • "William Osler: A Life in Medicine" por Michael Bliss

Para suscribirse a este Blog

Ingrese su correo electrónico. Si no recibe la confirmación por favor revise su correo SPAM:

Delivered by FeedBurner