Este Blog nació el 13 de junio del 2008, como un intento de compartir, como médico católico, ideas sobre medicina, mis libros favoritos y espiritualidad.

Publicaremos con la periodicidad que nuestro ocupado trabajo nos permita, comentarios, reflexiones e ideas relacionadas a estas áreas.

No pretendemos ser dueños de la verdad, ni tener todas las respuestas, solo compartimos lo que sentimos que es importante. Los frutos (que al final los cosecha el Señor), dependen del uso de la libertad de cada uno.

lunes, 17 de octubre de 2011

Para la Familia

Compartiendo algo especial
Un especial regalo que el Señor me ha dado es que el día de mi cumpleaños coincide con la festividad de la Virgen del Pilar y todos los años, voy a misa ese día a dar gracias por el año que termina y ofrecer el año que empieza. Este año al igual que los últimos años, mis hijos han estado de vacaciones y Roxana, mi esposa se tomó la tarde libre para acompañarnos en la misa.
El sacerdote leyó las lecturas que corresponden a la festividad de la Virgen, y la lectura fue muy especial, sobre todo por lo que he vivido ese día y en los días siguientes.
"Dichosos más bien los que oyen la palabra de Dios y la guardan" (Lucas 11,28) son las palabras de Jesús en respuesta al elogio que hace una mujer sobre su madre. No basta escuchar la palabra de Jesús en los Evangelios, hay que guardarla.
¿Y qué es guardarla? Implica interiorizarla, pero llevarla dentro no es suficiente. Como nos dice Jesús en otro momento a través de San Lucas cuando le preguntan sobre su familia, él deja muy claro que su familia "son aquellos que oyen la palabra de Dios y la cumplen" (Lucas 8,21).
Si se puede resumir toda la palabra de Dios en una frase, esto es como Jesús mismo dice: "Lo que yo les mando es que se amen los unos unos a los otros" (Juan 15,17).
Cumplir la palabra de Dios entonces no es es otra cosa que vivir el Amor. Y es allí donde la familia debe convertirse en ese núcleo, ese centro donde se intenta comprender este mensaje, donde se intenta guardar este mensaje para poder hacerlo vida. Y son los frutos y la paz y la alegría que nacen de ello los que nos deben servir como señales de que vamos por buen camino.
Dificultades nunca faltan en una familia, momentos difíciles que no son otra cosa que oportunidades para que el amor crezca, para que la unión se fortalezca, para comprender que no estamos solos y que siempre hay gente que nos ama cerca a nosotros.
Y es allí donde la dimensión de lo que es la familia puede trascender lo carnal. En nuestras vidas aparecerá gente que reflejará ese amor de Dios y nos hará entender cuan afortunados somos. Entonces uno comprende que a los ojos de Dios somos una gran familia, donde es el amor lo que marca la diferencia. No ese mal llamado amor que es posesivo y egoísta, sino ese amor que permanece a pesar del tiempo y la distancia, que lo da todo sin esperar nada, que en su aparente sencillez (una palabra, un escuchar, un abrazo, una sonrisa, una oración) esconde el amor infinito de Dios.
No es fácil descubrirlo, pero si abrimos nuestro corazón nos daremos cuenta que está a nuestro lado y que es real. Entendamos que Él es la vid a partir de la cual aprenderemos a dar frutos. Se trata de dar "fruto abundante", nacido del Amor, de nuestra relación con Dios.
En los días alrededor de mi cumpleaños he recibido "regalos" especiales. Regalos que no se ven, pero se sienten, regalos que no son otra cosa sino señales de que tengo una gran y maravillosa familia. No solo mi familia carnal, sino mis amigos. Amigos de hoy, de ayer y de siempre que han sabido ser un reflejo de cuánto Dios me ama. Amigos que comparten cosas especiales conmigo y que sin palabras me dicen que tengo una familia espiritual maravillosa, donde las diferencias me hacen comprender que la luz aunque se vea blanca, no es otra cosa que un conjunto de colores, que me hacen entender que las más hermosa sinfonía es precisamente un conjunto de notas que suenan en armonía, que me hacen ver que más allá de las dificultades el Señor siempre está presente. En las palabras de un padre, el abrazo de una madre, el beso de una esposa, una mano amiga, la sonrisa de mis hijos, una mirada que refleja el amor de Dios, y en el silencio... que es cuando Dios también nos habla.
Familia es donde está el amor, ese amor que nos transforma para dar frutos, para ser amigos de Jesús.



No hay comentarios:

Sobre el contenido de las entradas

Este Blog cuenta con 8 areas de contenidos. No pretendo que lo lean todo, pero siendo un regalo, espero que lo compartan con quien lo necesite.
Entradas: Se publicará siempre que sea posible cada dos semanas
Atardeceres: Reflexiones dedicadas a mis pacientes y a toda persona que pasa por momentos difíciles. Basadas en lo que aprendo cada día de trabajo. Los colores del atardecer me recuerdan siempre que tras la noche viene siempre un nuevo día.
Experiencias y Espiritualidad: Reflexiones sobre como en la vida diaria Dios nos habla de mil y un maneras.
Para mis hijos: Breves lineas dirigidas a mis hijos y a todos los que quieren aprender.
Palabras de Vida: Reflexiones breves sobre una cita de la Biblia que me ha tocado de manera especial.
En forma alterna con:
Médico cúrate a ti mismo: Reflexiones y comentarios sobre la medicina y los médicos, tratando de humanizar la relación médico paciente, haciendo énfasis en los aspectos espirituales. Dirigida a estudiantes de medicina, médicos y otros profesionales de la salud, asi como quienes se interesen por los temas relacionados.
Para la Familia: Reflexiones sobre temas y situaciones por las que pasa toda familia.
Hojas Especiales: Comentarios e ideas sobre mis libros favoritos. Actualmente comentando "El Principito".
Meditando con Santa Teresa de Lisieux: La culpable de toda esta locura de compartir lo que uno escribe. Hace 3 años empezamos compartiendo estos mensajes con amigos cercanos y pacientes. Ahora forman parte del Blog. Citas tomadas de "Historia de un alma", la autobiografía de Santa Teresita (versión en ingles que nos regalo una gran amiga).

Un muy fuerte abrazo, con mis oraciones,

Luis Manuel

Canción de mi amigo Lalo Gildemeister: Huellas de un Peregrinar

De Nobis datus: La Santidad Hoy...Solo los Santos cambiaran el mundo

Musica especial. Santa Teresa de Avila: Nada te turbe...Solo Dios Basta

Algunos libros que recomiendo para médicos y estudiantes de Medicina

  • "A Balm for Gilead: Meditations on Spirituality and the Healing Arts " por Daniel Sulmasy
  • "Aequanimitas" por William Osler
  • "Ciudad de la Alegría" por Dominique Lapierre
  • "How Doctors Think" por Jerome Groopman
  • "La Ciudadela" por A.J. Cronin
  • "Medico de Cuerpos y Almas" por Taylor Caldwell
  • "Mountains Beyond Mountains: The Quest of Dr. Paul Farmer, a Man Who Would Cure the World" porTracy Kidder
  • "Más grandes que el Amor" por Dominique Lapierre
  • "Only 10 Seconds to Care: Help and Hope for Busy Clinicians" por Wendy Schlessel Harpham
  • "Osler's Bedside Library: Great Writers Who Inspired a Great Physician" por Audrey Shafer
  • "Osler: Inspirations from a Great Physician" por Charles S. Bryan
  • "The Healer's Calling: A Spirituality for Physicians and Other Health Care Professionals" por Daniel Sulmasy
  • "The Last Half Hour of the Day: An Anthology of Stories and Essays That Have Inspired Physicians " por Christine Laine
  • "The Nature of Suffering and the Goals of Medicine" por Eric Cassell
  • "William Osler: A Life in Medicine" por Michael Bliss

Para suscribirse a este Blog

Ingrese su correo electrónico. Si no recibe la confirmación por favor revise su correo SPAM:

Delivered by FeedBurner