Este Blog nació el 13 de junio del 2008, como un intento de compartir, como médico católico, ideas sobre medicina, mis libros favoritos y espiritualidad.

Publicaremos con la periodicidad que nuestro ocupado trabajo nos permita, comentarios, reflexiones e ideas relacionadas a estas áreas.

No pretendemos ser dueños de la verdad, ni tener todas las respuestas, solo compartimos lo que sentimos que es importante. Los frutos (que al final los cosecha el Señor), dependen del uso de la libertad de cada uno.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Meditando con Santa Teresita de Lisieux

Impulsos y errores
"Pero entiendo que es muy necesario que eso me resulte doloroso, pues cuando obramos por impulso natural, es imposible que el alma a quien queremos hacer ver sus faltas entienda sus errores."
Santa Teresita de Lisieux

Las palabras que hoy nos regala Santa Teresita me recuerdan nuestra naturaleza humana tan lábil e imperfecta. La libertad del hombre es un don, un misterio, un regalo, un acto, un impulso, una fuerza. Pero sin un norte, sin una guía, sin un puerto, ese impulso puede lanzarnos a un mar tormentoso, donde se hace difícil distinguir el horizonte, donde se puede perder la perspectiva de los puntos cardinales, y donde el placer de mantener las velas desplegadas arriadas con el viento puede confundirnos y hacernos pensar que no es importante un puerto a donde llegar sino la aventura de navegar por navegar. Disfrutamos tanto de conquistar y controlar el viento que nos olvidamos que nuestra nave debe tener un destino. Es entonces cuando el alma no es consciente de sus faltas y se cometen errores, al seguir un "impulso natural".
Pero hay una pregunta previa. ¿A qué puerto debo ir? Si ello no esta claro entonces es aun más fácil equivocarse. Tal vez la pregunta debiera ser ¿A donde debo llevar a mi alma?.
Humanamente podemos encontrar mil respuestas y justificaciones para cada una de ellas. Bajo el disfraz de "navegar hacia mi felicidad" (el impulso básico dentro de cada corazón) es fácil cometer errores. El impulso natural es la búsqueda de nuestra felicidad y ello es lo deseable en todo ser humano, pero el problema está en a qué le llamamos felicidad. La diferencia entre sentirse feliz y ser feliz puede confundirnos. La linea es a veces delgada, y nuestras necesidades humanas no resueltas a veces son la razón para que los impulsos nos lleven por rumbos diferentes a los que inicialmente nos planteamos.
Quizás se trata de ser realmente humildes y entender que no somos nada y que el sentido de nuestra felicidad se encuentra en el encuentro con el Verdadero Amor, con Dios.
Pero aceptar esto puede ir contra nuestros "impulsos naturales"...y allí viene también el dolor. Dolor nacido de esa lucha entre lo que queremos y lo que debemos, entre lo que deseamos y lo que Dios desea para nosotros, entre lo que pensamos que es lo mejor para nosotros y lo que Dios sabe y quiere para nosotros. Pero el dolor más grande es el de saber que podemos equivocarnos y hacer daño a quienes más amamos. Como decía San Pablo: "No hago el bien que quiero sino el mal que no quiero"(Rom 7,19). Nuestra libertad define al final el rumbo de las cosas, aunque la Providencia abre siempre puertas por donde podamos enrumbar hacia buen puerto.
Todo sucede por algo. No hay nada oculto para Dios y nada que escape a su Providencia. Y Él, a pesar de todas las faltas y errores que podamos cometer nos ama, nos perdona y quiere siempre nuestra felicidad, la cual a fin de cuentas depende de nosotros, de saber enfrentar nuestras circunstancias, de saber decidir, de saber arriesgar, de saber perdonar, de aprender a amar, de no abandonar a quienes confían en nosotros.
Solo a partir de la dimensión del dolor es posible empezar a comprender y entender. Mientras no hayamos enfrentado esa realidad en nuestras vidas, no podremos ser realmente felices. La Resurrección nace de la Cruz, y esa es una realidad que si bien escuchamos y "creemos", muchas veces no estamos dispuestos a vivir. No lo entendemos, pero "es muy necesario" hacerlo, así aprenderemos a hacer que el alma entienda sus errores. Entonces aprenderemos a amar aun más la travesía, a pesar de tormentas y tempestades, pues si abrimos el corazón los frutos siempre vendrán para quienes amamos, nuestros seres queridos y nuestros amigos de verdad.
Que nuestros impulsos vayan en sintonía con lo que nuestra alma en el fondo desea, encontrar nuestra felicidad en descubrir cual es la Voluntad de Dios.
No es fácil, pues ello es en si la travesía, la cual durara durante toda nuestra vida en esta tierra.

No hay comentarios:

Sobre el contenido de las entradas

Este Blog cuenta con 8 areas de contenidos. No pretendo que lo lean todo, pero siendo un regalo, espero que lo compartan con quien lo necesite.
Entradas: Se publicará siempre que sea posible cada dos semanas
Atardeceres: Reflexiones dedicadas a mis pacientes y a toda persona que pasa por momentos difíciles. Basadas en lo que aprendo cada día de trabajo. Los colores del atardecer me recuerdan siempre que tras la noche viene siempre un nuevo día.
Experiencias y Espiritualidad: Reflexiones sobre como en la vida diaria Dios nos habla de mil y un maneras.
Para mis hijos: Breves lineas dirigidas a mis hijos y a todos los que quieren aprender.
Palabras de Vida: Reflexiones breves sobre una cita de la Biblia que me ha tocado de manera especial.
En forma alterna con:
Médico cúrate a ti mismo: Reflexiones y comentarios sobre la medicina y los médicos, tratando de humanizar la relación médico paciente, haciendo énfasis en los aspectos espirituales. Dirigida a estudiantes de medicina, médicos y otros profesionales de la salud, asi como quienes se interesen por los temas relacionados.
Para la Familia: Reflexiones sobre temas y situaciones por las que pasa toda familia.
Hojas Especiales: Comentarios e ideas sobre mis libros favoritos. Actualmente comentando "El Principito".
Meditando con Santa Teresa de Lisieux: La culpable de toda esta locura de compartir lo que uno escribe. Hace 3 años empezamos compartiendo estos mensajes con amigos cercanos y pacientes. Ahora forman parte del Blog. Citas tomadas de "Historia de un alma", la autobiografía de Santa Teresita (versión en ingles que nos regalo una gran amiga).

Un muy fuerte abrazo, con mis oraciones,

Luis Manuel

Canción de mi amigo Lalo Gildemeister: Huellas de un Peregrinar

De Nobis datus: La Santidad Hoy...Solo los Santos cambiaran el mundo

Musica especial. Santa Teresa de Avila: Nada te turbe...Solo Dios Basta

Algunos libros que recomiendo para médicos y estudiantes de Medicina

  • "A Balm for Gilead: Meditations on Spirituality and the Healing Arts " por Daniel Sulmasy
  • "Aequanimitas" por William Osler
  • "Ciudad de la Alegría" por Dominique Lapierre
  • "How Doctors Think" por Jerome Groopman
  • "La Ciudadela" por A.J. Cronin
  • "Medico de Cuerpos y Almas" por Taylor Caldwell
  • "Mountains Beyond Mountains: The Quest of Dr. Paul Farmer, a Man Who Would Cure the World" porTracy Kidder
  • "Más grandes que el Amor" por Dominique Lapierre
  • "Only 10 Seconds to Care: Help and Hope for Busy Clinicians" por Wendy Schlessel Harpham
  • "Osler's Bedside Library: Great Writers Who Inspired a Great Physician" por Audrey Shafer
  • "Osler: Inspirations from a Great Physician" por Charles S. Bryan
  • "The Healer's Calling: A Spirituality for Physicians and Other Health Care Professionals" por Daniel Sulmasy
  • "The Last Half Hour of the Day: An Anthology of Stories and Essays That Have Inspired Physicians " por Christine Laine
  • "The Nature of Suffering and the Goals of Medicine" por Eric Cassell
  • "William Osler: A Life in Medicine" por Michael Bliss

Para suscribirse a este Blog

Ingrese su correo electrónico. Si no recibe la confirmación por favor revise su correo SPAM:

Delivered by FeedBurner